Lámparas catalíticas


Perfuma, sanea y decora. 

A través del proceso de catálisis rompen las moléculas de los ácaros del polvo, tabaco, etc... convirtiéndolos en oxígeno puro.

Sanea el ambiente convirtiendo el aire tóxico en saludable. Recomendable para gente con enfermedades respiratorias.

La historia de las lámparas catalíticas empieza en el año 1898, cuando se crean para purificar el ambiente en hospitales.

Se aconseja un uso de 20 - 30 minutos, con este tiempo es suficiente para eliminar los malos olores. 

Lámparas catalíticas

Hay 32 Lámparas catalíticas

Mostrando 1-20 de 32 artículo(s)